OPINIÓN TEATRO: "FÁTIMA ES MÁGICA" – Pablo Layús
Connect with us

Editoriales

OPINIÓN TEATRO: «FÁTIMA ES MÁGICA»

Publicado

el

Dentro del género de la música popular, la Mona Jiménez y el potro Rodrigo siempre compitieron para demostrar quién era el rey del cuarteto…Pero si hablamos de teatro sin lugar a dudas la reina del cuarteto es Fátima Flórez, porque supo formar un grupo de 4 artistas que la están rompiendo, y cuando digo 4 me refiero a Ariel Tarico (junto a él se lucen en un paso de comedia personificando a Cristina y Alberto), el mago Emanuel, Fernando Samartin y la creadora de este mega show, Fátima.

En este nuevo espectáculo la comediante se vuelve a lucir y sigue demostrando porque es la imitadora número uno. En este mega show desfilan personajes como Thalia, Soledad Pastorutti, Shakira, Michael Jackson y hasta la mismísima Tina Turner…Pero también están los personajes que su público siempre espera, como Moria Casan, Susana Giménez, María Eugenia Vidal, y la infaltable que siempre hace estallar de risa a la platea, Marixa Balli entonando su histórico hit Cachaca.

Pero en la columna vertebral de este espectáculo, además de los personajes de Fátima y Tarico, también se lucen el mago Emanuel y Fernando Samartin. El primero mostrando todo su talento y sorprendiendo con sus grandes ilusiones, entre ellas una de escapismo. Y el segundo exhibiendo todo su talento con las imitaciones de Paul McCartney, Elton John y su criatura más perfecta: Sandro.

Fátima es mágica tiene todo lo que hay que tener para hacer reír. Un show completo con mucho talento arriba del escenario, y hoy en día eso no es poco, y el público lo agradece.

JAVIER LLADA

Seguir leyendo

Editoriales

Facundo Manes, el candidato que no consigue enamorar a la gente

Publicado

el

Por

Hace menos de 40 días lideraba las intenciones de voto en la provincia de Buenos Aires. Fue ungido por el radicalismo para enfrentar a Diego Santilli. Pero sus reiteradas peleas con Lilita Carrió y su condición de capitalino desencantaron a sus potenciales votantes.

Cuando el sábado 3 de julio el neurocientífico confirmó que iba a competir en la alianza Juntos contra el ex vicejefe de Gobierno de la CABA, Diego Santilli, en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre, para muchos fue una buena noticia. “Un viento de aire fresco” para una política nacional atravesada por una grieta interminable donde los únicos que perdemos somos los argentinos.

En medio de una pandemia mundial, con más de cien mil familias que perdieron a sus seres queridos y otras tantas que se aíslan en sus casas contagiadas por el COVID o intentando que el virus no los alcance, muchos imaginaron que la presencia del hombre que publicó más de 250 investigaciones en las revistas científicas más prestigiosas y una decena de libros sería un alivio en medio de la tragedia.

Sus primeras palabras, pronunciadas el día que aceptó la invitación de la UCR para encabezar la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires, alentaron esperanzas: “Tenemos por delante un desafío que nunca imaginamos. No podemos enfrentar una crisis de esta magnitud con las mismas prácticas de siempre. Somos más que esto. En Argentina tenemos un dolor común. Necesitamos un sueño común. Ésta es la lucha de nuestras vidas y vamos a estar hasta el final”.

Las 36 jornadas transcurridas desde entonces no hicieron más que desinflar aquella ilusión. Así describe uno de los caudillos y referentes del radicalismo bonaerense el desengaño de muchos: “Habla lindo, es un buen cuadro político, pero en lugar de volar alto y decir las cosas que va a hacer y qué ideas tiene se la pasa peleando con los del PRO”.

Sus continuos enfrentamientos con Lilita, quien lo tildó de “mentiroso y mitómano” ante la afirmación del neurocirujano de que “Carrió le había ofrecido la vicepresidencia en 2015” –cosa que la ex diputada nacional (y actual candidata) niega al punto de pretender “iniciarle un juicio”– terminó por embarrarle la cancha a Facundo.

A esto se suma un dato que se conoció hoy y que no es menor: Manes vive en la calle Cerrito al 1200, entre Juncal y Arenales, en el barrio de Retiro, a ocho cuadras del Obelisco. Nacido hace 52 años en Quilmes, la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires lo habilitó para presentarse como candidato. La fría letra de la ley lo respalda, pero siguiendo sus propios dichos el día que aceptó la candidatura –“no podemos enfrentar una crisis de esta magnitud con las mismas prácticas de siempre”– su actitud parecería ser, como mínimo, poco ética.

Un mes antes de que el neurólogo diera el “sí” para su candidatura, la alianza Juntos encargó una encuesta para conocer “la imagen de cada uno de sus posibles candidatos en la provincia”. Según el sondeo realizado por Giacobbe & Asociados S.A, Facundo Manes cosechaba un 33,8% de imagen positiva. Le seguía Diego Santilli con el 31,3%. Hoy, a cinco semanas de las PASO, de acuerdo a la última encuesta de Ricardo Rouvier & Asociados, el ex vicejefe porteño estaría 8 puntos arriba de Manes en intención de voto. Datos que no son concluyentes, que no definen la elección, pero que este fin de semana encendieron todas las alarmas, incluso entre la gente que apoya la candidatura del hombre que llegó con intenciones de cambiar la política argentina pero que, al parecer, equivocó el camino.

Seguir leyendo

Editoriales

«Ellos», cada vez más lejos de «nosotros», para leer de Guillermo Panizza

Publicado

el

Por

El periodista realiza una reflexión sobre el debate que realizan los políticos en miras a las próximas elecciones. Y por eso realiza esta reflexión que comparto con ustedes

El divorcio es evidente, salta a las claras con sólo detenernos a releer algunas informaciones. No hay que ser muy avezado para darnos cuenta que la clase dirigente, parece cada vez más alejada de las problemáticas de la sociedad. Todas las encuestas refieren que los principales dificultades de los argentinos son la situación económica, el temor por la pérdida del empleo, la falta de esperanzas en el futuro, la inflación.

Cuando nos enteramos cuál es el camino que empieza a tomar el debate público de los políticos nos damos cuenta lo lejana que es su agenda de temas. Es lógico -y en todas las democracias del mundo ocurre- que deban dirimirse las precandidaturas y la conformación de las listas. Pero es tal la exacerbación de los egos, las pretensiones al extremo y las declaraciones cruzadas entre dirigentes de una misma alianza oficialista u opositora que no queda más remedio que volver a llamar la atención, desde todo lugar y punto de vista. Un regreso a los temas que importan dentro de las urgencias. Nuestras herramientas -las del periodismo- siguen siendo las de siempre, básicas y vigentes: preguntar, escribir, pedir respuestas. Las necesitamos. Más que nunca.

Seguí leyendo en http://guillermopanizza.com.ar

Seguir leyendo

Editoriales

Cuidar las emociones de nuestros niños en tiempos de nueva virtualidad

Publicado

el

Por

Comparto este material enviado por Florencia Pérez Platas, Psicóloga (MN 25905), Miembro del Guidance and Support Team de St George’s College North donde pone el ojo en los niños en esta etapa tan dificil para poder moverse en sociedad. Muy interesante, para tener en cuenta y tal vez, para tener una mirada distinta que nos ayude a salir de este momento lo mejor posible

En estos tiempos en los que volvimos a la virtualidad y no sabemos hasta cuándo, debemos apuntar a sobrevivir en el aprendizaje de atravesar esta situación tan compleja. Se trata de una situación que tiene muchas reflexiones posibles, y de muchos ámbitos, pero pocas acciones que podemos ejecutar. Estamos nuevamente en la virtualidad y no se puede hacer mucho en ese sentido, pero con esta nueva realidad debemos estar atentos para ver cómo acompañar a los niños que ahora están de nuevo en su casa, cómo ayudarlos no solamente en lo académico, en sus clases online, sino también cómo acompañarlos en su emocionalidad y en la socialización, y cómo hacer para que los efectos negativos de esta ausencia no escalen tanto.

Para esto, principalmente sugiero tener un registro. Es decir, una mirada muy de cerca de cada uno de los chicos. Conocerlos, saber qué necesitan, preguntarles qué les hace falta. Generar así un espacio donde puedan hablar de cómo están, qué les pasa con esta situación de que antes íbamos contentos al colegio y ahora volvimos a nuestras casas, cómo se sintieron el año pasado, cómo se sienten ahora. Escucharse entre ellos, hablar sobre lo que está sucediendo trae alivio y una idea de grupo y pertenencia. En mis años de experiencia, cuando uno invita a los chicos a conversar, ellos siempre conversan. Importante es poder acercarse con creatividad y flexibilidad.

Las maestras de nivel Inicial son las que tienen el contacto diario con sus alumnos y son las que más los conocen. Han aprendido en la virtualidad a ver el estado de ánimo de los niños a través de una pantalla y saber cuándo hacer una intervención individual y/o extendida a la familia. Algunas instituciones cuentan además con equipos de psicopedagogas, psicólogos y tutores que hacen seguimiento de cada uno de los chicos, el grupo y un trabajo en el desarrollo de actividades para abordar las problemáticas emocionales que van surgiendo. Los espacios de Arte, Música, Teatro, Educación física son esenciales porque allí, se despliegan sentimientos, actitudes y comentarios que traen la posibilidad de ser elaborados con el cuerpo y el material artístico.

Por último, lo que podemos hacer a modo elaborativo con todo lo que nos pasa es utilizar la herramienta de lo lúdico. Usar, por ejemplo, la literatura, videos, ejercicios de meditación como mindfullness, para ayudarlos a llevar un registro sensorial, corporal y escrito sobre cómo uno se está sintiendo en esta situación. Y allí está la tarea de los docentes, profesionales y directivos para intentar guiarlos y salir de esos sentimientos y sensaciones que puedan interferir negativamente en su vida cotidiana y hasta generar síntomas. Es una tarea que requiere trabajar en equipo, incluso con las familias de los niños.

Por supuesto que no es lo mismo encarar este desafío a través de la pantalla que presencialmente, pero tenemos como fortaleza que algo hemos aprendido del año anterior sobre esta nueva forma de aprender. Y una de ellas es que debemos tener tres registros: uno es a modo institucional y académico; otro a modo grupal; y el último, a modo individual. Entonces, desde la virtualidad, buscar, por ejemplo, espacios disponibles para hablar de estos temas.

Esta nueva etapa que estamos transitando nos encuentra más fuertes, con alumnos y maestros que se conocen más, que han llegado a compartir de forma presencial, y así también, entre compañeros. Si bien la incertidumbre es menor, se suma el cansancio y desgano de estar nuevamente en la situación de aislamiento. Es todo un desafío para los profesionales de la educación que estamos trabajando, porque el cara a cara es irreproducible. Es un hecho que las emociones que registramos ante la presencialidad son alegría y felicidad, a diferencia de las emociones que registramos ante la vuelta a la virtualidad, como presencia de conductas regresivas, aumento de caprichos y berrinche en el nivel de jardín de infantes; en primaria hemos visto un poco de tristeza, algunas alteraciones de la conducta y cuestiones sociales que tienen que ver con el lugar de cada uno en el grupo. En secundaria, en cambio, se presenta el desgano y la desmotivación. Por eso, mientras esperamos la vuelta a clases, debemos trabajar con lo que le pasa a cada uno, al grupo y así prepararlos para una vuelta con mayores y más altos niveles de bienestar.

Seguir leyendo

CORDOBA

Urquiza

@adosmanoscocinanatural

Entradas y Páginas Populares

Es chisme

Entradas recientes

Trending